jueves, septiembre 28, 2006

Habanidad


Me parece a veces que nunca podré abarcar la inmensidad de la Habana para traerla a ti y que la conozcas entera, eso sería imposible cierto?, pero si pudiera tan siquiera mostrarte un poco de lo que ella encierra, una pizca de lo que regala durante el día y lo que ofrece amable en las noches. En ocasiones se me ocurre pensar que te veré por sus calles, con un gesto amable, quitándote el sabor a sal de la boca, la boca que choca con el viento, el viento que choca con la ciudad y parece que la empuja, parece que le hace un daño suave, como una caricia torpe.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home